Santa Rita de Casia – 22 de Mayo

Patrona de las causas imposibles. 

Santa Rita de Casia

Santa Rita Nació en Italia en el año 1381. Era hija única y desde su juventud deseó consagrarse a Dios, pero ante la insistencia de sus padres, se casó con Pablo Fernando, un joven de carácter violento y caprichoso. Para Rita se tornaría un martirio, pero confiada en el Señor, asume su papel con mucha paciencia. Con su bondad logró limar las asperezas del marido viviendo con él en armonía, logrando su conversión. Tras 18 años de matrimonio, su marido fue asesinado. Rita no sólo perdonó a los asesinos, sino que en la oración llegó a confiar al Señor que prefería ver a sus hijos muertos antes que sumidos en el abismo de la venganza. Los dos murieron poco después del asesinato del padre.

A pesar del tiempo de llanto y soledad que envolviera a Rita, ella pudo sostenerse en la oración, y con el corazón rebosante de amor, se esforzó por llevar a la práctica el deseo de su juventud. Tuvo que luchar para convencer a su familia, a la de su marido y a la del asesino para llegar a una reconciliación pública. Sólo entonces pudo traspasar las puertas del monasterio agustino de Santa María Magdalena de Casia. En él vivió durante 40 años dedicada a las prácticas de la vida monástica y durante los últimos 15 años llevó en la frente la señal de una espina de la Pasión del Señor.

Murió en la noche de sábado 22 de mayo de 1457 del calendario pisano, equivalente al 1456 del calendario actual. Rasgo peculiar de la santa es su paso por todos los estados de la vida -doncella, esposa, viuda y religiosa- y en todos ellos dio abundantes pruebas de abnegación y generosidad, siendo siempre mensajera de paz y reconciliación. Su cuerpo se venera en el santuario de Casia, donde continúa atrayendo a multitud de devotos.

Leer más en: www.agustinosrecoletos.com

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *