SÍNTESIS DE LA TOMA DE POSESIÓN

Mons. Garcia

El domingo 14 de diciembre de 2014 asumió como quinto obispo de la diócesis de San Justo monseñorEduardo Horacio García.

La ceremonia se llevó a cabo en el frente de la catedral San Justo y Pastor con la asistencia de 10 seminaristas, 25 diáconos permanentes, 100 sacerdotes, más de 20 obispos, el nuncio apostólico en Argentina arzobispo Emil Paul Tscherrig, el cardenal primado de la Argentina arzobispo Mario Aurelio Poli y el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina arzobispo José María Arancedo.

Y, por supuesto, el pueblo de Dios que llegó desde tempranito para acompañar a su nuevo pastor quien tuvo un gesto de cálida aproximación a la gente cuando ─ni bien llegó─ dio la bendición desde el altar con una gran cruz y, luego, con agua bendita.

Después de unos momentos de oración de monseñor García ante el Santísimo Sacramento, se dio inicio a la celebración propiamente dicha que tuvo un invitado inesperado: un fresco y fuerte viento.


LA HOMILÍA

“Estén alegres, decía San Pablo. Que tiene la fuerza de una orden pero también la suave ternura de un consejo de un padre que ama entrañablemente a sus hijos y que sabe qué es lo mejor, qué es lo que conviene” así inició su homilía el nuevo obispo de San Justo y en otro tramo continuó: “Como pueblo tenemos un desafío: no dejar que nos roben la Navidad”.

“La Navidad es otra cosa. (…) Es amasar la promesa cumplida de un Dios que hace más de dos mil años está caminando junto a su pueblo.”

Luego se preguntó: “¿Tenemos derecho a estar alegres cuando son tantos los problemas que nos rodean? Problemas económicos, inseguridad, guerras… (…) Sí, tenemos derecho y podemos. (…) Tenemos que escucharlo a Él para aprender a quedarnos con lo bueno. La alegría verdadera no brota de las burbujas que terminan en resaca sino en la alegría que brota de la gracia”.

“El mundo de hoy necesita ver testimonios vivientes de alegrías auténticas. (…) La alegría surge cuando descubrimos que el reno de Dios nace en cada gesto. (…) Es una alegría que sale en búsqueda, que no se detiene”, animó García.

“En el marco de esta alegría yo también doy gracias por este renovado llamado a la paternidad. (…) Ustedes [se refiere al pueblo de San Justo] son de Dios, mi misión es cuidarlos en nombre de Él. (…) Ya estoy acá. Es lo que hay.”

“El único programa que tengo es evangelizar. Y quiero que ese sea nuestro centro. (…) Que sepamos que nuestra misión será indicar la presencia de Cristo en el mundo. (…) Que no nos roben la alegría de anunciar el evangelio.”

“Doy gracias a ustedes, pueblo de Dios, que han venido y a los que no han venido que sé que están rezando. A mis hermanos sacerdotes de Buenos Aires y a mi nueva familia de San Justo. Gracias por acompañarme. A mis hermanos obispos, gracias. Una oración especial por monseñor Martini, obispo emérito de San Justo. También a las autoridades municipales, al San Justo Padre Francisco que a través del Sr. Nuncio me nombró obispo de San Justo. Gracias, gracias.”

Para acceder al texto completo hacé clic aquí.

Para acceder al audio completo hacé clic aquí.


Laicos y sacerdotes abrazaron al nuevo pastor en señal de cariño y acompañamiento. También el intendente de la municipalidad de La Matanza, Fernando Espinoza, tuvo gestos de cercanía tanto con monseñor Baldomero Martini (obispo saliente) como con monseñor García.

Saludando a la feligresía        Saludando a la feligresía
Saludando a la feligresía

Saludando sacerdotes        Saludando sacerdotes
Saludando sacerdotes

 

Con fuegos artificiales terminó esta bienvenida del pueblo sanjustense a monseñor García quien luego compartió un ágape fraterno en el Colegio Santa Rosa.

sj25

El lema episcopal de monseñor Eduardo García es “Me gastaré y desgastaré por ustedes”.

Para más info: p.comunicacion.sanjusto@gmail.com

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *